TU BIENESTAR ES LO MÁS IMPORTANTE
MIRAMOS GEOPATÍAS Y TE DAMOS UNA SOLUCIÓN

La Geobiología es una ciencia antigua que estudia las energías naturales que emanan de la tierra (venas de agua, líneas Hartmann, líneas Curry, fallas biológicas…) y como nos afectan.

El termino de Geobiología, en los tiempos actuales, también incorpora las radiaciones artificiales generadas por el hombre (alta frecuencia, campos magnéticos, etc.)

La tecnología es muy útil y necesaria, pero tenemos que saber que sus sistemas pueden afectar a nuestra salud y cómo podemos protegernos sin renunciar a ella.

Existen diversos tipos de radiaciones y grados, por lo tanto pueden afectarnos de diferentes maneras y también es importante decir que hay personas que tienen mayor sensibilidad que otras, aunque nos afectan a todos.

Las mayores afecciones las sufren el sistema nervioso central y el sistema inmunológico, por lo que una exposición prolongada a estas ondas lastima nuestra salud. Algunos síntomas son la pérdida de memoria, estrés, dolores de cabeza, cambios de humor, insomnio, cansancio crónico, depresión…

No hay que asustarse, pero sí es importante conocer como está nuestro espacio y tomar medidas si es necesario.

Para realizar un estudio de geobiología visitamos el espacio y tomamos mediciones en el lugar, tanto de geopatías como de contaminación electromagnética y situamos en el plano todas las posibles zonas geopatógenas, así como las propuestas con las medidas necesarias para evitarlas o mejorar el espacio de contaminación.

Es muy importante analizar los lugares donde permanezcamos más tiempo (donde dormimos, donde trabajamos…), ya que son los sitios que tienen mayor incidencia en nosotros.

Un estudio de geobiología indica los lugares con zonas geopatógenas, en las que las emisiones de radiación puede afectar a nuestro equilibrio y salud para así poder evitarlas o protegernos de ellas.

También nos enseña a tomar conciencia de los materiales que utilizamos en nuestro espacio, de cómo podemos reducir las radiaciones que proceden de los aparatos tecnológicos, electrodomésticos e incluso de algunos productos que utilizamos de forma habitual y que pueden tener incidencia negativa en nuestro estado.

Es una información muy valiosa que nos ayuda a mejorar la calidad del entorno y de nuestra salud.

Mejora tu descanso
y tu salud

¿Cómo está tu espacio?

MÁS INFORMACIÓN SOBRE NUESTRO SERVICIO

Verificamos geopatías
en zonas concretas.

¿No descansas bien? ¿dolor de cabeza constante? ¿el agotamiento te persigue? Comprobar si tienes geopatías  dónde pasas más tiempo puede ser clarificador. Los estudios de Feng Shui incluyen los análisis de  las geopatías en las zonas importantes.

Charlas de
contaminación e.

En nuestras charlas de contaminación electromagnética aprenderás cómo puedes mejorar las zonas de riesgo para la salud. Conocerás cómo nos afecta la tecnología y qué podemos hacer para reducir las emisiones.

Estudio completo de zonas geopatógenas

Análisis  de geopatías del espacio, para determinar las zonas libres y las afectadas. Medición  de los niveles de contaminación electromagnética. El informe incluye las propuestas y medidas adecuadas para eliminar o reducir al máximo las afecciones. 

Convivir con la tecnología
requiere precaución

Móvil
Las radiaciones del móvil alteran todo nuestro organismo, por ello aconsejamos alejar el aparato, usar el altavoz o ponerse auriculares para minimizar el impacto y, sobre todo, no dormir con el móvil en la habitación.

.

WiFi
El WiFi emite radiaciones electromagnéticas a una potencia elevada, por lo que es mejor utilizar el cable o como mínimo apagarlo mientras no lo usas, sobre todo por la noche, que es cuando somos más vulnerables.

Electrodomésticos
Los electrodomésticos emiten radiaciones cuando están funcionando, así que es aconsejable no estar cerca de ellos (hornos, vitrocerámica, microondas, lavadoras,…) cuando estén en marcha.

.

Portátiles
Tenemos la mala costumbre de trabajar con el portátil o la tablet en el sofá o en cualquier otro lugar, e implica tenerlo sobre nuestro nuestro cuerpo. Es imprescindible que lo evites, a no ser que dispongas de una protección especializada que lo apantalle.

Las más importantes son las zonas 

que más tiempo utilizamos

Escritorio, sofá, dormitorio…

¿Empezamos?